Ruiz de Erechun para noticia

“La coordinación debe ser real y efectiva”

En la jornada, protagonizada por el abogado penalista D. Eduardo Ruiz de Erenchun, se analizó la responsabilidad penal de los accidentes laborales, especialmente, dentro del ámbito de la coordinación de actividades empresariales.

La sesión comenzó con un repaso de los distintos tipos de responsabilidades derivadas de un accidente de trabajo:

  • Responsabilidad administrativa

La responsabilidad administrativa se traduce en la posibilidad de ser sancionado económicamente por incumplimientos de la normativa de PRL.

  •  Responsabilidad civil

La responsabilidad civil, desde el punto de vista de prevención de riesgos laborales, tiene por objetivo reparar el daño causado a la víctima como consecuencia del accidente. A diferencia de la responsabilidad administrativa, la responsabilidad civil exige el acontecimiento de un daño que deberá ser reparado económicamente.

  •  Responsabilidad penal

Este tipo de responsabilidad viene regulada en el Código Penal. El procedimiento penal puede iniciarse por la mera creación de un riesgo grave para la salud de los trabajadores (DELITO DE RIESGO: delito contra la seguridad de los trabajadores, regulado en los art. 316 a 318 CP), o por el resultado lesivo que haya podido producirse (DELITOS DE RESULTADO), ya sea el fallecimiento de uno o varios trabajadores (homicidio imprudente) o las lesiones sufridas por éstos.

NEXO CAUSAL O NEXO DE IMPUTACION ENTRE LA INFRACCION Y EL RESULTADO

Para que se pueda atribuir responsabilidad penal por un accidente de trabajo, es necesario que la infracción en materia preventiva tenga relación causal con el resultado acaecido (nexo causal o nexo de imputación). Este es un aspecto fundamental a tener en cuenta cuando hacemos la investigación de un accidente; deberíamos preguntarnos, ¿Qué infracción de la normativa de prevención de riesgos laborales ha causado el accidente?.

En general, los accidentes de trabajo se pueden producir por problemas a distintos niveles:

1.- Evaluación de riesgos deficiente

Definir quién es el responsable de que la evaluación no esté bien hecha o de que se haya omitido un riesgo es un proceso muy complejo, ya que puede haber muchas personas implicadas, con distinto nivel de responsabilidad. Y más aún si, como suele ser habitual, el Servicio de Prevención Ajeno ha participado en esa evaluación.

2.- Incumplimiento de la planificación y ejecución de las acciones correctoras

Otras veces, el riesgo puede estar detectado en la evaluación, pero el problema es que no se han llevado a cabo las medidas preventivas propuestas. En ese caso habría que preguntarse: ¿Quién es la persona que ha priorizado la ejecución de las inversiones: el gerente, el responsable de prevención, el jefe de producción….?

3.- Falta de adecuación de la maquinaria

4.- Falta de coordinación de actividades empresariales.

Muchos de los accidentes que se producen, se deben a una falta de coordinación empresarial. Este hecho llevó a que, en 2004, se desarrollara el artículo 24 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, tratando así de atender al cambio de modelo productivo, por el que las empresas tienden a especializarse en lo que son mejores y a externalizar el resto de actividades.

Un ejemplo típico de accidente de trabajo en el ámbito de la coordinación, es el producido por una falta de información entre las empresas concurrentes. En estos casos, cada empresa tiene realizada su evaluación de riesgos, pero no mandan información al resto de empresas sobre el trabajo que se va a realizar, o bien  se envía información incompatible con lo que se a hace (por ejemplo,  una empresa dice que el mantenimiento de la máquina debe hacerse con máquina parada y la otra dice lo contrario). A este respecto, es importante destacar que la coordinación ha de ser real y efectiva; no basta con enviar una documentación que nadie va a mirar; la coordinación está dirigida a conocer los puntos débiles del lugar al que voy. Por lo tanto, es necesario que los coordinadores de prevención de cada empresa se reúnan y decidan cómo de se debe realizar el trabajo.

EVALUACION DE RIESGOS INCORRECTA Y COORDINACIÓN EMPRESARIAL DEFICIENTE

¿Qué ocurre cuando la evaluación de riesgos es incorrecta y además la coordinación de actividades empresariales es deficiente, pero esto último no ha incluido en el resultado? En estos casos, no quedaría excluida la responsabilidad penal de quien ha realizado una incorrecta coordinación empresarial; estaríamos ante un delito de peligro, en concurrencia con un delito de resultado. Si ambos delitos concluyen en una misma persona, el delito de riesgo quedaría absorbido por el de resultado. Si, por el contrario, estos dos delitos han sido cometidos por diferentes personas, se exigiría responsabilidad penal a ambos, al poderse entender que ha habido una falta de medidas de seguridad y por tanto se podría imputar por el delito de riesgo del art. 316-318 del Código Penal.

Cuando la evaluación de riesgos y la coordinación la realizan diferentes personas, ante un accidente por falta de medidas de seguridad  pueden aparecer tensiones en el seno de la empresa, a la hora de determinar quién en el responsable. Por ello, es conveniente aclarar estas cuestiones dentro del ámbito de la empresa, para evitar que las personas implicadas puedan hacer comentarios inculpatorios delante del Ministerio Fiscal.

¿QUIÉN DEBE REALIZAR LA EVALUACION DE RIESGOS DE LA TAREA, LA EMPRESA PRINCIPAL O LA CONTRATA?

La evaluación de riesgos de las tareas específicas que se van a  realizar en las instalaciones de la empresa titular/principal debe formar parte de la coordinación de actividades empresariales: los riesgos propios de la tarea deberán ser evaluados por la empresa a la que pertenece el trabajador que ejecuta el trabajo, pero hay otra serie de riesgos, propios del centro en el que se desarrolla la actividad, que  deberán ser evaluados y notificados por parte de la empresa titular/principal.

COORDINACION DE ACTIVIDADES EMPRESARIALES Y SERVICIO DE PREVENCION AJENO

Respecto a la coordinación, es importante el papel de los Servicios de Prevención Ajeno (SPA); éste dependerá del contrato que tenga el SPA con la empresa responsable de desarrollar el trabajo.

Normalmente, el SPA se limita a asesorar a la empresa sobre las pautas generales a seguir para la coordinación de actividades empresariales, pero no lleva a cabo la coordinación del día a día ni interpreta la documentación que se intercambian las empresas concurrentes.

Pero también puede ocurrir, que el diseño del sistema de coordinación definido por el SPA está mal realizado. Si el accidente de trabajo se pudiera explicar por ese mal diseño del sistema de coordinación, podría haber responsabilidad del SPA.

LA COORDINACION DEBE SER REAL Y EFECTIVA

Para conseguir que la coordinación de actividades empresariales se real y efectiva deberían tenerse en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Se tiene que llevar a cabo un intercambio efectivo de la documentación oportuna y adecuada.
  • Las discrepancias que puedan existir entre la documentación intercambiada se deberían solventar mediante reuniones.
  • No debería realizarse ningún trabajo si no se ha llevado a cabo una correcta coordinación.
  • Es importante documentar al máximo posible las actuaciones realizadas en materia de coordinación. Por ejemplo, en caso de que alguien, dentro de la empresa, decida que el trabajo debe realizarse, a pesar de no haberse realizado la coordinación, el Coordinador de prevención debería pedir que se justificara esta decisión por escrito, para evitar responsabilidades del propio Coordinador.
  • Es necesario establecer protocolos para autorizar la entrada de personal ajeno en las instalaciones de la empresa. Sólo debería permitirse la entrada con el visto bueno del responsable de prevención de la empresa, salvo que otra persona de la organización lo autorice, con su firma y bajo su responsabilidad.
  • Es fundamental que esté perfectamente definido quién es la persona que realiza la coordinación de actividades empresariales en cada empresa y que esa persona cuente con la capacitación necesaria. Si esto no está claro, habrá que buscar a los posibles sujetos responsables y esto puede suponer que el juez atribuya la responsabilidad a cualquier persona.

 

Ver más información en web CEN.